NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itTucumán

EDUCACIÓN HISTORIAS PERSONAJES

El fundador italiano de la Escuela de Luthería de Tucumán

Luthería - Del Lungo

En Tucumán, la Escuela de Luthería se presenta como una emblemática institución educativa que durante años formó a cientos de artesanos dispuestos a aprender un oficio en el que el tacto y el oído cobran suprema importancia.
Su fundador, un italiano formado por los mejores maestros, fue un visionario luthier que dedicó su vida a este arte.

Alfredo del Lungo: una vida dedicada al arte-oficio de la luthería

Alfredo Del Lungo nació en Firenze (Regione Toscana, Italia) en 1909. Fue hijo del prestigioso violero Giuseppe Del Lungo, el cual, a su vez, fue discípulo de Valentino de Zorzi. Se hace cargo del taller familiar luego de la muerte de su padre. Su impecable trabajo logró ubicarlo poco a poco en posiciones de privilegio. Comienza entonces una destacada carrera en el oficio.
Es designado como “conservador de instrumentos” del museo antiguo del Conservatorio Nazionale di Musica Luigi Cherubini de Firenze y, dos años más tarde, en la Academia Musicale Chigiana, de la ciudad de Siena. En 1949, habiendo ya construído alrededor de un centenar de instrumentos, la Universidad Nacional de Tucumán, por intermedio del maestro Carlos Cillario, invita a Del Lungo para encargarse del mantenimiento de los instrumentos de cuerda de la Orquesta Sinfónica.

Luthería - Del Lungo En Taller
Del Lungo trabajando en taller
PhotoCredit Facebook Luthería en la Facultad de Artes UNT

Del Lungo acepta y en agosto de ese año, cruza el Atlántico con su mujer y un hijo de 15 años.
A su llegada, asume como luthier de la orquesta. Al año siguiente, propone la creación de la Escuela de Luthería, que comienza a funcionar en el año 1951.

Inicio de una nueva etapa en Tucumán

En Tucumán, Alfredo se dedica con pasión al proyecto de la escuela. Además, se ocupa de gran cantidad de restauraciones con los instrumentos de la Orquesta de Tucumán y también de otras provincias.
Su fama de excelente restaurador recorre rápidamente todo el país. En el año 1959, la Associazione Nazionale Liuteria Artistica Italiana de la cual era miembro, le realiza un encargo. Se trata de la difusión del “Referendum Internacional sobre las medidas a adoptarse en la Viola Moderna”. Colabora mediante consultas y envío de publicaciones.
En la década de 1960, interviene como disertante en conferencias de prensa, congresos nacionales e internacionales. También en canales de radio y de televisión, tanto en la Argentina como en Europa.
Posteriormente, en el año 1968, el Conservatorio Nazionale di Musica “Luigi Cherubini lo contrata. Debía hacerse cargo de la restauración de los valiosos instrumentos de su Museo. Entre ellos, estaba la histórica colección de los Medicis, dañada por las inundaciones del Río Arno en 1966.
Este empeño retuvo al artesano en Firenze por varios meses.

Sus últimos años

Por su dedicado trabajo a lo largo de esas década doradas, la prensa fiorentina lo llama “Il Medico edico Degli Stradivari”. El gobierno italiano le confiere el título de Cavaliere. Entre muchos instrumentos, se sabe que restauró la famosa Viola Medicea, construida por Stradivarius en 1690.
En 1986, Del Lungo se jubila de la Dirección de la Escuela de Luthería. En su lugar, se hace cargo de la conducción el maestro Fernando Silva, primer discípulo y primer egresado de la misma.
Luego de una larga y prolífica carrera en el oficio, fallece en Tucumán, el 6 de julio de 1993.

Luthería - Alfredo de Lungo noticia
Noticia sobre la muerte del famoso maestro
PhotoCredit Facebook Escuela De Lutheria Tucumán

Su contribución a la luthería

Del Lungo fue responsable directo a través de su “Taller-escuela”, de la formación de numerosos luthiers, reconocidos en todo el mundo. Entre ellos se destaca Eduardo Ángel Gorr, premiado en varios concursos internacionales de luthería en Europa y U.S.A.
Sus instrumentos se destacan por un sentido estético muy refinado con una manufactura precisa y excelente sonoridad. En su trabajo se advierte un cuidado particular en la elección de las maderas.
Durante su dirección, la Escuela de Luthería de Tucumán alcanza gran prestigio. Fue la única institución oficial que enseña el arte de la luthería en Latinoamérica.
Su “Taller-escuela de Luthería” hoy lleva el nombre “Alfredo Del Lungo”. La misma, continúa formando a nuevas generaciones de aspirantes a liutaio, en este magnifico arte que implica el trabajo detallado de manos, mente pero, sobre todo, mucha alma y corazón.

PhotoCredit imagen de portada: Facebook Escuela De Lutheria Tucumán

El fundador italiano de la Escuela de Luthería de Tucumán ultima modifica: 2020-08-24T08:00:36-03:00 da Adriana Lucero
To Top