itTucumán

CULTURA ENTREVISTAS HISTORIAS

Martino Di Benedetto: difusor ejemplar de la italianidad (2/2)

Di Benedetto - La hora italiana

El trabajo de Martino Di Benedetto es un claro ejemplo de cómo puede manifestarse el amor a Italia desde otra parte del mundo. Su vida toda estuvo dedicada a difundir aquella cultura, primero en un programa de radio y en la televisión, después. Nos pusimos en contacto con Graciela, su hija, quien desde su óptica teñida por el cariño nos acerca la historia de su papá. La semana pasada publicamos la primera parte de esta historia, y hoy llega la segunda. Recordaremos los tiempos dorados y los últimos años de “La hora italiana” en la televisión tucumana.

Di Benedetto llega a la televisión tucumana

En algún momento de la historia, “La hora italiana” pasó a la televisión. El programa había crecido mucho, y Martino era agente general de la aerolínea Alitalia por lo que viajar y conseguir material para el programa iba a ser mucho más asequible. En 1970 fue la primera transmisión por canal 10, un domingo a las 11 de la mañana. En una entrevista al diario La Gaceta, Di Benedetto cuenta que ese horario era complicado y que seguramente se lo asignaron porque la directora del canal no quería que el programa tuviera éxito. El set, por ejemplo, se encargó de construirlo él con afiches que encontró.
Luego de canal 10, el programa pasó a Canal 8 y más tarde a CCC. Por 24 años los tucumanos pudieron encontrarse en la televisión con “La hora italiana”, para dar riendas sueltas a su nostalgia y amor por ese país.

Martino- La Hora Italiana
Autora de la imagen: Graciela Di Benedetto..

El propio Di Benedetto poco a poco fue comprando los equipos necesarios para montar un estudio de video que funcionaría en su casa. “Yo lo acompañé en varios viajes a Italia y Tokio, fueron muchos porque esos equipos eran caros y pesados. Había que traerlos de a poquito”.
Se preguntarán: ¿para qué un estudio de video? Porque era él mismo quien se encargaba de prácticamente todo lo relacionado a la edición y montaje del material para el programa. Graciela cuenta que ella lo acompañó por un tiempo en algunos programas y su hermano terminó especializándose en el manejo de los equipos de edición.

Un programa con sello personal y artesanal

¿Qué se podía encontrar uno al sintonizar “La hora italiana”? Por ejemplo, la sociedad Dante Alighieri traía personalidades de Italia a la Universidad Nacional de Tucumán, quienes después pasaban por el programa de Martino para dar entrevistas.
Otra sección muy esperada era La cámara viajera,  que se conformaba a partir de filmaciones que el propio Martino -con cámara en mano- grababa en sus viajes. La sección tenía un sello muy personal y artesanal, “él le ponía su marca propia, mostrando los lugares de donde vinieron muchos italianos a Tucumán”. Martino no solo filmaba paisajes urbanos y rurales, también entrevistaba a familias. A veces así los tucumanos se encontraban con parientes. “Hacia su efecto la nostalgia”, reflexiona su hija.

Fragmentos de La hora italiana.

Así es que por medio de La cámara viajera, los espectadores podían sentir que estaban ahí recorriendo las calles de distintas ciudades italianas y conociendo a su gente. Ciertamente, como indica Graciela, este programa “tiene un enorme valor cultural e histórico”. El conductor de TV tenía un problema de artrosis en el hombro, y medio en broma medio en serio, decía que era por culpa de haber llevado por tanto tiempo la cámara al hombro, antes de que empezaran a ser más pequeñas y fáciles de cargar.

El fin de la emisión de “La hora italiana”

“En el último tiempo no había tanto interés cultural e Internet globalizó la cultura”, reflexiona Graciela ante la pregunta de por qué se habría dejado de emitir el programa. “Ya no era lo mismo: las generaciones habían cambiado. Durante dos generaciones ‘La hora italiana’ alimentó la nostalgia de los inmigrantes. Quizás la tercera y cuarta generación hoy retoma más desde lejos la pasión por Italia”.  Sin embargo, si hubiera sido por él, continuaba haciendo el programa por el resto de su vida.
Luego de muchos años dedicados a la difusión de la cultura italiana, Martino Di Benedetto falleció el 9 de febrero de 2019. Graciela, con quien vivió los últimos 4 años, nos contó que el último plato de su vida ¡fueron spaghettis a la italiana!

Fragmentos de La hora italiana.

Autora imagen destacada: Graciela Di Benedetto.

Martino Di Benedetto: difusor ejemplar de la italianidad (2/2) ultima modifica: 2021-07-19T08:01:00-03:00 da María Lourdes García

Commenti

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments

👏

To Top
3
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x