itTucumán

CULTURA ENTREVISTAS IDIOMA

Recomendaciones literarias italianas junto a Marcos Leiva

Marcos Leiva - Biblioteca de Marcos

Del 19 al 25 de octubre se celebra la Semana de la lengua italiana en el mundo, y en It Tucumán hoy será el turno de la literatura que nos regala aquella tierra. Nos pusimos en contacto con un ávido lector: Marcos Leiva, quien encuentra en la literatura de Italia un placer estético sin comparación.
En esta nota, repasamos su autobiografía de lecturas, para dar con los autores y títulos italianos que lo marcaron de algún modo. Como no podía ser de otra forma, también le pedimos que nos cuente sus recomendaciones para todo aquel que quiera adentrarse en este mundo literario. ¡Nada como escuchar a un bibliófilo hablando de los libros que ama!

Marcos Leiva: nuestro bibliófilo-guía por hoy

Marcos Mario Leiva tiene 49 años y es Contador Público Nacional, especializado en economía sanitaria. El hecho de que su profesión tenga que ver con las llamadas Ciencias exactas, no lo aleja ni un poco del maravilloso mundo de las letras. Se trata de un amor que cultiva desde pequeño a partir de la lectura de historietas tales como Paturuzú, Isidoro, Nippur de Lagash, entre otros. De hecho, tiene una manera peculiar de hallar literatura casi en todas partes. Nos cuenta que por su trabajo debe leer papers o textos de investigación científica y médica, en los que sorprendentemente encuentra placer literario. En textos de este tipo, uno encuentra “modelos de construcción de la realidad, dados por sustancias, fluidos, fisiología, y yo a ese mundo lo encuentro cercano a la poesía”, nos cuenta.
Recuerda haber leído prospectos de medicamentos y pensar ¡esto podría ser una poesía! Hay algo en esas palabras tan raras que encontramos allí, que podrían compararse a los neologismos creados por un poeta. O la misma incertidumbre de los efectos que un remedio puede tener en alguien: eso tiene algo de poético. En este sentido, reflexiona Marcos, “en la medicina encontramos fuente de divertimento”.
Divertimento: palabra clave desde su perspectiva a la hora de pensar la literatura. Marcos concuerda con Borges cuando afirma que “cada lector tiene su libro, y no todos los libros son para todos los lectores”. Es implacable, confiesa, “si el libro no me divierte, no tengo problema en dejarlo por más fama que éste tenga”. Esta idea, como verán, queda plasmada en las lecturas que integran la lista de recomendaciones que propone.

Marcos Leiva - Leer En Kindle
Autor: Marcos Leiva

Sobre lecturas que marcan un antes y un después

Si hay una pregunta complicada para un lector incansable, esta es la que indaga por “el” libro favorito. Quizás más fácil sería ir pensándolo por etapas, reconoce nuestro entrevistado. Así es que recuerda el impacto que le causaron cuentos de Edgar Allan Poe, tales como El gato negro y Corazón delator. Más tarde, lo interpelarían los cuentos de Jorge Luis Borges y la literatura de Juan Rulfo.
Las uvas de la ira de John Steinbeck, Breve historia de casi todo de Bill Bryson, Cien años de soledad de García Márquez, Yo Claudio de Robert Graves fueron otros títulos que vinieron al recuerdo de Marcos cuando le hicimos la mencionada pregunta. ¿Y los autores italianos? También hay algunos en esta lista, pero paciencia: ya llegará el momento de presentarlos.
Un lugar especial tienen otros autores que se dedicaron a la filosofía y al psicoanálisis. Hablamos de Emile Ciaran, Arthur Schopenhauer y Sigmund Freud. Del primero, recuerda El inconveniente de haber nacido y El aciago demiurgo. De Schopenhauer, El mundo como voluntad y representación. Del padre del psicoanálisis, Marcos destaca que en su opinión sus libros podría ser leídos como novelas, en las que un genio inventó entidades (yo, súper yo, ello), describió cómo se relacionan entre sí y qué procesos generan. Sería una experiencia comparable a leer El señor de los anillos, por ejemplo.

¿Qué tendrá de distintivo la literatura italiana?

Le preguntamos a nuestro entrevistado qué palabras asocia a la literatura italiana: “musicalidad” y “belleza” fue lo que nos dijo. Le gusta escucharlo y leerlo –al tiempo que ir intuyendo lo que se dice-. No importa que se encuentre frente a prosa o poesía, porque hay algo en la musicalidad de la lengua italiana que está siempre presente y lo cautiva. “La literatura italiana es totalmente valiosa, es madre de literaturas”, afirma pensando –por ejemplo- en La divina commedia de Dante. “Es evidente que la literatura italiana tiene mucho para aportar, mucho fondo (es decir, contenido) y forma. Como sabemos, varios libros posteriores se basan en lo que aportó la literatura de este país”, comenta.

Marcos Leiva - Perorate del apestado
Uno de los libros favoritos de Marcos es Perorata del apestado.
Autor: Marcos Leiva

En términos más amplios, y pensando en la literatura que nació en la Península itálica, incluyendo a los poetas latinos como Horacio y Virgilio, la describe como elocuente. Estos dos poetas, protegidos de Cayo Mecenas, significaron mucho para Marcos. De su primer contacto con la literatura de esta región, La Eneida de Virgilio, recuerda “la calidad de la poesía”. En cuanto a Horacio, leyó recientemente sus Odas, y reconoce que contiene una “poesía muy lograda”.
Marcos recuerda que en una oportunidad se sintió sorprendido por la profundidad que envolvía al título de una de sus novelas italianas favoritas: Diceria dell’untore de Gesualdo Bufalino. Así relata lo que sintió: “cuando leí el título original en la contratapa, me pareció algo tan profundo a nivel expresivo, que me pregunté ¿Qué me estaré perdiendo al no poder leer la novela -que traducida ya me gusta- en italiano? Veo la lengua italiana como poseedora de una desinencia muy elegante”.
Ahora si, pasemos a las recomendaciones.

¿Qué tal Dante o Gesualdo Bufalino?

La primera recomendación viene muy ligada a la experiencia que Marcos tuvo en su encuentro con el libro. En su adolescencia, “como los libros no eran baratos y no había internet, iba a una biblioteca, donde descubrí La divina comedia de Dante Alighieri. Es un libro que me impactó realmente”. Recuerda que la versión encontrada era bilingüe, con la traducción de Bartolomé Mitre. Nos cuenta que a veces se quedaba leyendo páginas enteras en italiano por el solo placer estético que le generaba la musicalidad de la poesía de Dante, a pesar no entender del todo. Pasaron los años y no olvida las líneas del Canto I, que recita en el idioma original: Nel mezzo del cammin di nostra vita / Mi ritrovai per una selva oscura.
Avanzamos al siglo XX para encontrarnos con Gesualdo Bufalino, un escritor opacado u olvidado según nos cuenta. Su primer éxito editorial fue a una edad muy avanzada. Se trató de Perorata del Apestado (Diceria dell’untore), novela que transcurre en un sanatorio para tuberculosos donde unos singulares personajes pelean débilmente consigo mismos y con los otros, en espera de la muerte. Más tarde escribiría Las mentiras de la noche (Le Menzogne della notte), cuyo argumento no revelaremos, pero compartiremos una cita que esperamos los anime a leerla: “¿Somos verdaderos o estamos pintados? ¿Somos tropos de papel, simulacros no creados, inexistencias de sombras sobre el escenario de una pantomima de cenizas, burbujas sopladas por el pitillo de un prestidigitador enemigo?”.

Marcos Leiva - Recomendaciones
Aquí algunas de las recomendaciones que nos dejó nuestro entrevistado.
Autor: Marcos Leiva

¿Quizás algo de Umberto Eco o de Italo Calvino?

De Umberto Eco leyó bastante nuestro entrevistado, pero nos quedamos con el libro que, en sus palabras, le dio pena terminar: Baudolino. Baudolino es un pequeño campesino fantasioso, que conquista al Emperador Federico I (Barbarroja), quien se convierte en su padre adoptivo. Todo aquello que Baudolino imagina genera Historia, mágicamente. Entre las cosas que crea, está la mítica carta del Preste Juan, donde prometía a Occidente un reino fabuloso en el lejano Oriente, gobernado por un rey cristiano. Motivado por la invención de Baudolino, Federico emprende una cruzada para restituir al Preste Juan el Santo Grial. Barbarroja morirá durante el viaje, en circunstancias misteriosas, pero su ahijado continuará hacia aquel reino lejano, entre monstruos de los bestiarios del medioevo y vicisitudes de todo tipo.
Por último, hablemos de otro libro que Marcos recuerda con cariño: Las ciudades Invisibles (Le città invisibili), de Ítalo Calvino. Escrito en 1972, se lee en la Nota preliminar: “¿Qué es hoy la ciudad para nosotros? Creo haber escrito algo como un último poema de amor a las ciudades, cuando es cada vez más difícil vivirlas como ciudades. Tal vez estamos acercándonos a un momento de crisis de la vida urbana y Las ciudades invisibles son un sueño que nace del corazón de las ciudades invivibles.”
Para cerrar, les dejamos una reflexión de Marcos: “creo que el cometido que deben tener los libros es darle a la persona alegría y convertirla en alguien mejor”. Les deseamos una excelente Settimana della lingua italiana nel mondo a todos.

Autor imagen de portada: Marcos Leiva.

Recomendaciones literarias italianas junto a Marcos Leiva ultima modifica: 2020-10-20T08:00:00-03:00 da María Lourdes García

Commenti

To Top