itTucumán

ARTE DE PASEO

El Museo Casa Padilla: un tesoro de la historia tucumana

museo casa padilla - Casa Padilla

Representando nuevos cánones estilísticos e italianizantes en la arquitectura tucumana, el Museo Casa Padilla se conserva desde mediados del siglo  XVIII  hasta hoy, como el testimonio vivo de tiempos pasados en nuestra provincia.

Muros que contienen siglos de historia 

Las paredes del Museo Casa Padilla han sido levantadas en el año 1750. Con sus modificaciones, restauraciones y cambios de funciones la casa se mantiene en pie desde mediados del siglo XVIII hasta hoy. En pleno centro tucumano, sobre calle 25 de mayo n°50. Sus últimos propietarios fueron la familia Padilla, constituida por Ángel Cruz Padilla, su esposa Lastenia Frías y su descendencia. Gracias a ellos, la casa había sido arreglada y tomó un nuevo rostro signado por la elegancia. El cual se caracterizaba por su fisonomía italianizante, según nos cuentan desde el museo. De este modo, la Casa Padilla se convirtió en un emblema del microcentro tucumano. Pasando a ser entonces, una de las casas señoriales a finales del siglo XIX .

La figura del Dr. Ernesto Padilla

Como hemos señalado anteriormente, el Dr. Padilla  y su familia fueron los últimos propietarios. Ernesto Padilla fue un diputado y gobernador de la provincia de Tucumán. Integró la generación del centenario y fue un activo partícipe del mundo de la cultura de nuestra provincia. Ha sido conocido también por ser un amante del arte. Fue coleccionista de invaluables piezas artísticas provenientes de Europa y Oriente. Su hijo con homónimo nombre, heredó y acrecentó dicha colección. Colección que generosamente donó luego al museo, para ser puesta en exhibición. Dichos objetos son los que hoy se encuentran expuestos. Esperando por los visitantes, quienes se dejan interpelar para sentir una verdadera experiencia estética.

museo casa padilla - Exposicion Cuadros
Autor: Juan Bautista García Posse.

Pensar la arquitectura

La Casa Padilla materializa lo que se conoce como el “modelo chorizo”. Está constituida por una única planta, en la que se encuentran sus 17 habitaciones. Las cuales se articulan con 4 patios por medio de largos y amplios zaguanes. El interior refleja los nuevos gustos y refinamientos de una sociedad marcada por la transición. Lo que se manifiesta en la selección de cielorrasos suspendidos y decorados con molduras. Así como también en los tapices que recubren las paredes, las puertas corredizas y las columnas de estilo corintio. En lo que respecta al frente de la casa, los nuevos cánones estilísticos se hallan expresados en la elección de fuertes tonalidades de pintura. Destacando los paños de color con pilastras y las molduras blancas.

El Museo Casa Padilla: un breve acercamiento a su interior

Quienes ingresan al museo lo hacen a través del zaguán centenario. Este desemboca en una galería que da al primer patio. El cual se caracteriza por la presencia de sus plantas ornamentales, entre ellas su emblemática Santa Rita. Si avanzamos lo hacemos por un pasillo que exhibe copias de las carbonillas de Lola Mora. Así llegamos al segundo patio que tiene en aljibe original de la casa. El tercer patio cuenta con una hermosa enredadera de Lluvia de Oro, que enmarca una galería de fotografías de Tucumán, del fotógrafo Ángel Paganelli. Finalmente avanzando unos pasos nos encontramos con el cuarto patio.

Aljibe
Autor: Juan Bautista García Posse.

Salas temáticas

El Museo Casa Padilla cuenta con salas temáticas en permanente exposición. Una de ellas está ambientada con los muebles originales y expone pinturas, entre la que se destaca una del Sagrado Corazón de Jesús. Otra está destinada a la familia de los coleccionistas, con pinturas de sus representantes, las cuales tienen como autores a los principales artistas de la época. En tercer lugar, existe una sala dedicada a pinturas europeas del siglo XVIII y XIX. Por otro lado, encontramos la última sala que exhibe obras pertenecientes al arte chino, como cerámicas, biombos, una mesa coromandel y otras bellezas orientales. En quinto lugar hay una sala de exposición ambientada como una tertulia del siglo XIX. Esta tiene como protagonista a un piano de mediados de siglo donado por la familia de Percy Hill.

Piano
Autor: Juan Bautista García Posse.

Permanecer en el tiempo, un desafío para el Museo Casa Padilla

Sin duda el valor más grande del Museo Casa Padilla está en haber preservado más de dos siglos de historia tucumana. Sus muros han sido testigos de los cambios sociales, políticos, económicos e ideológicos a lo largo del tiempo. Sin embargo la casa se ha mantenido impoluta al paso de los años. Custodiando las obras de arte que permiten a los tucumanos y visitantes constituir una verdadera experiencia artística. Esperamos que esta nota sea una excusa para que quienes no han tenido aún la oportunidad vayan a conocerlo. Pues como lo señalan desde el museo al finalizar la entrevista, esto es una invitación. ¿Invitación a qué? A conocer distintas historias, que no se ven a simple vista, pero son la esencia del Museo Casa Padilla.

Autor de imagen de portada: Juan Bautista García Posse.

El Museo Casa Padilla: un tesoro de la historia tucumana ultima modifica: 2021-06-16T08:01:00-03:00 da Carla Belén Ávila

Commenti

Subscribe
Notify of
guest
1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Marina Artese Grillo

Qué interesante!

To Top
5
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x