NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itTucumán

CURIOSIDADES TRADICIONES

El panettone: nuestro aliado infaltable para las fiestas

Panettone - pan dulce

Llega noviembre y los locales de comercio comienzan a llenarse de luz, brillo y colores navideños. Comienzan las disputas entre los -muchas veces autodenominados- Grinch, que despotrican contra estas fechas y los fanáticos fervorosos de las luces de navidad. Inicia diciembre y comienza el frenesí de compras. A medida que nos acercamos a la tan esperada noche del 24, nos encontramos con la compra recurrente de la mayoría: moldes para pan de navidad. Y para los que tenemos raíces italianas, hacemos panettone.

¿Panettone o pan d’oro?

Los pesos pesados de esta época del año comparten muchísimas similitudes, como el hecho que ambos tienen como base una masa tipo brioche, huevos, azúcar…
Pero he aquí la diferencia: el pan d’oro no lleva relleno ni frutas. Incluye un poco más de huevos y vainilla, que le proporcionan ese color y sabor intensos, convirtiéndose en sus características distintivas. Tiene una textura un poco más “mantecosa” que el panettone. Y no debemos olvidar la peculiar forma en la que encontramos esta maravilla: es troncocónica, generalmente con relieves como estrella de ocho puntas.
Al toque final lo agrega el azúcar impalpable o cacao que suelen espolvorearse casi siempre en la superficie.

panettone - Pan D Oro
El pan d’oro tiene una textura más “mantecosa” que el panettone y no lleva frutos secos ni relleno.

Propiamente el panettone

Símbolo navideño por excelencia, se considera que sus orígenes se encuentran al norte de Italia, sobre todo en la región de Lombardía. Suele contener frutos secos, chocolate, fruta abrillantada, y cualquier complemento que nos animemos a agregarle.
Su historia está ligada a múltiples leyendas. Una de las más famosas nos cuenta que este producto surgió en la corte de Ludovico Sforza, duque de Milán en el siglo XV.
En la víspera de Navidad, el cocinero oficial de la familia Sforza quemó por accidente un postre del banquete. Para solucionar la situación, Toni, uno de los ayudantes, decidió utilizar un pan de levadura que había conservado para esa noche especial. Lo trabajó agregando harina, huevos, pasas de uva, frutas abrillantadas y azúcar. Este dulce fue tan apreciado por la familia Sforza que lo llamaron “Pan di Toni”. Posteriormente derivaría en el conocido nombre de panettone.

Ya sabemos su historia… ¿y ahora?

Ahora es el momento de compartir con ustedes la tan esperada receta del panettone. Es fundamental que la realicen con paciencia.
Para el Prefermento: 150g de harina, 45g de azúcar, 7g de levadura seca, 1 taza de leche tibia. Se lo deja leudar 3 veces, bajando el fermento suavemente con un batidor, cada vez que duplique su tamaño.
Ingredientes: 500g de harina, 3 huevos y 2 yemas, 100g de azúcar, 100g de manteca, una cucharada de miel, 1 cucharadita de sal y 3g de levadura seca. A esto le agregamos el perfume que más nos agrade, según nuestra preferencia (esencia de vainilla, de pan dulce, agua de azahar, ralladura de limón o de naranja, etc).

Panettone - Hecho En Casa
Podemos decorarlos como los que vemos habitualmente o innovar. Hay infinidad de opciones.
Autora: Paula Lorini.

Procedimiento: armarse de paciencia

Hacemos una corona con la harina, colocamos la sal en el borde y en el centro, el prefermento y junto con los demás ingredientes. Integramos todo y amasamos enérgicamente durante 15 minutos.
Agregamos la manteca pomada y continuamos el amasado durante otros 15 minutos. El tiempo de amasado es importante.
Una vez lista, la estiramos y le agregamos las frutas abrillantadas o lo que nos guste.
Dejamos reposar la masa en un bowl por 2 horas aproximadamente. Luego la porcionamos y colocamos en nuestros moldes para dejarla reposar nuevamente. Finalmente los horneamos a 170° por 20 o 30 minutos aproximadamente.

panettone - Cabeza Abajo
Una vez que los sacamos del horno, es habitual colgarlos “testa in giù”.

Les revelamos un secreto

Cuando salen del horno, podemos colgarlos “cabeza abajo” –testa in giù hasta que se enfríen y así logramos evitar que la miga se aplaste. Una vez fríos, podemos conservarlos en una bolsa bien cerrada por hasta 5 días. De esta forma mantenemos su humedad.
Anímense a hacerlos para agasajar a su familia en la mesa navideña. Una tradición en nuestras fiestas.

El panettone: nuestro aliado infaltable para las fiestas ultima modifica: 2020-12-22T08:01:00-03:00 da Paula Lorini
Click to comment

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

To Top