NOI ITALIANI ALL'ESTERO PROMUOVIAMO L'ITALIA

itTucumán

ARTE CULTURA HISTORIAS

Los tucumanos dejan el corazón en la música, y eso se nota

Música - instrumentos

Cada 1 de octubre, desde 1975, se celebra el Día Internacional de la Música. En esta nota les proponemos un recorrido que incluye al ítalo-escocés Luca Prodan -quien formó una banda emblemática de la Argentina de los 80s-, a una coplera de los valles tucumanos y a Atahualpa Yupanqui -autor de una de las canciones más populares de nuestra provincia.
Todos ellos encarnan el amor por un arte tan imprescindible en la vida humana como lo es la música. 

1 de Octubre: Día Internacional de la Música

El Consejo Internacional de Música de la UNESCO se impone a día de hoy como la red más grande de organizaciones e instituciones en pos de la música en el mundo. El mismo fue creado en 1949 en base a un requerimiento realizado por el director general de la UNESCO, con el objetivo inicial de asesorar a la organización en todo lo relacionado a la música.
En 1975, gracias a la iniciativa de la violinista Yehudi Menuhim, se estableció que cada primero de octubre se celebraría el Día Internacional de la Música. De lo que se trata es de conmemorar las formas que este arte ha tomado a lo largo del tiempo y en cada punto del planeta. Es un día para promover los lazos de paz y amistad entre las naciones a través de la unión que puede causar la música, que -sin ir más lejos- es para muchos tan vital como el aire que respiran.

Un ítalo-escocés que dejó huella en la escena musical argentina

Luca Prodan nació en Italia, más precisamente en Roma, el 17 de mayo de 1953. De familia adinerada, sería enviado a estudiar en una prestigiosa escuela escocesa. Al tiempo se escaparía de allí en un intento de no convertirse en una “marioneta de la sociedad”. Con un espíritu de trotamundos, Luca pasaría varios años en Londres, donde tomaría contacto con la escena musical de los años 70s, signada por el movimiento punk
Dado que Luca venía de tiempos difíciles, marcados por la adicción a las drogas y la muerte de su hermana, decidió venirse a Argentina. Estaba dispuesto a defenderse con solo una guitarra. El éxito no tardó en llegar: los pocos años formaría una banda que hoy consideramos emblemática: Sumo.

Su opinión sobre la música que toca el corazón

Luca impulsó un estilo totalmente novedoso en la música argentina. El punk y el reggae fueron los ritmos elegidos por él para expresarse: lo que pasaba por su mente y lo que veía a su alrededor. Las letras que escribía, y adquirían sus últimos retoques con el resto de la banda, daban cuenta de que Luca era capaz de capturar desde una sensación, un lugar y hasta el espíritu de una época.

Versión de la canción E penso a te, escrita por uno de los cantautores Italianos preferidos de Luca: Lucio Battisti.

Hacer música significaba para él poder llegar al corazón de las personas sin ningún artificio. En ese sentido distinguía enfáticamente el hacer música del ser “músico-músico”, siendo los últimos los que tienen la música en su corazón. Ahora bien, ¿quiénes eran, para él, esos artistas que sobrepasan los límites de un equipo de música, auricular o parlante para “tocar” el alma de uno? Se refería a Atahualpa Yupanqui, Jaime Torres y la tucumana Mercedes Sosa, entre otros.

El arte de la copla: Isidora Alvarez de Guanco

La música toma muchas y variadas formas en el norte argentino, el arte de la copla es una de ellas. Este arte ancestral está directamente ligado a la Baguala, género musical folclórico originario del noroeste argentino. Se caracteriza por descender de las comunidades diaguitas que habitaban en los Valles Calchaquíes.
Una figura muy reconocida a día de hoy es la de Isidora Alvarez de Guanco, coplera residente de Tafí del Valle. Ella canta coplas desde muy pequeña. Y como una travesura de la infancia, un día le robó la caja coplera a su madre. Se fue al río a cantar y nunca más dejó de hacerlo. Se pasa la vida cantando, entre los habitantes de su pueblo y sobre escenarios, expresando lo que su alma manda: la copla es su vida.

Musica - Copleras
Copleras de Tafí del Valle.
Photo Credit: Facebook Tucumán Turismo.

Tanta fue la fama que se ganó, que el cantante León Gieco la invitó a cantar con él, Leda Valladares le grabó unas coplas, y Mercedes Sosa preguntaba por ella cada vez que volvía a su Tucumán. Quienes la conocen dicen que canta dejando el alma y con “las tripas en la mano”. 

Los valles, un astro y una canción

Atahualpa Yupanqui es considerado el padre del folklore argentino.  Nació el 31 de enero de 1908 en Campo Cruz, Buenos Aires y falleció en Nimes, Francia en 1992. De antepasados indios, criollos y vascos,  pasó su infancia en Tucumán, donde compuso la mayor parte de su obra original. Lo inspiraban el paisaje y el folclore del lugar. Con la habilidad propia de un poeta podía relatar las vivencias del hombre común, capturar el encanto de las pequeñas cosas. También le daba importancia a la naturaleza y a los animales, evocados en sus letras.
En ese sentido, es un honor para los tucumanos poder decir que la Luna vista desde este punto del país fue fuente de inspiración para tamaño artista. Es poco probable que escuchemos “Luna Tucumana” sin emocionarnos. Parece ser que la canción está inscrita en nosotros: quizás no recordamos cuándo la aprendimos, pero cuando empieza a sonar no podemos evitar cantarla de principio a fin.

En una entrevista Yupanqui cuenta la historia detrás de tan hermosa canción, dice que surgió de las ganas “de decirle mi amor, mi cariño y mi recuerdo permanente a Tucumán, a Acheral y sobre todo a la luna tucumana. Salía a las cuatro o cinco de la mañana, ensillaba mi mula, iba desde Acheral a Tafí del Valle. Recién amanecía en el faldeo a mitad del camino. Vale decir que la luna me acompañó siempre, por eso digo en los versos: <yo no le canto a la luna porque alumbra y nada mas, le canto porque ella sabe de mi largo caminar>.
Como ya decía Nietzsche “la vida sin música sería un error”, los invitamos a celebrar este arte maravilloso en su día.

Los tucumanos dejan el corazón en la música, y eso se nota ultima modifica: 2020-10-01T08:00:00-03:00 da María Lourdes García
To Top